Published On: Fri, Jun 10th, 2016

noticiasvenezuela – Gonzalo Morales // Bonadio sigue con su cruzada

Share This
Tags

El juez Claudio Bonadio hizo un mega allanamiento en el edificio de avenida Córdoba 657 donde están las oficinas del Grupo Indalo, de Cristóbal López, en busca de prueba documental que acredite que le alquila inmuebles a Los Sauces SA, de la familia Kirchner. Lo que el fiscal del caso, Carlos Rívolo, pretende demostrar es que esos alquileres escondían sobornos vinculados con licitaciones y obras públicas. Ayer el juez y el fiscal se llevaron contratos –por ejemplo de una oficina en dúplex en Puerto Madero con cinco cocheras– y doce computadoras, pero a simple vista nada que pueda probar un delito.

Allegados al empresario y a Cristina Kirchner señalaron a Página/12 que “todos los contratos son reales, se hicieron a precio de mercado y todo el dinero circuló por cheques y transferencias bancarias con el pago de impuestos correspondiente”. El abogado de la ex presidenta y su familia, Carlos Beraldi, pidió ayer que la Cámara Federal ordene la unificación de este caso (que se inició en abril) con el expediente conocido como Hotesur, a cargo de Julián Ercolini, donde Los Sauces ya había comenzado a ser investigada por el propio Bonadío, antes de que ese tribunal lo desplazara por irregularidades.

Los Sauces es una sociedad presidida por Romina Mercado, hija de Alicia Kirchner, y tiene a CFK, Máximo y Florencia Kirchner como accionistas. Se dedica a alquilar inmuebles. El mismo esquema y actividad tiene Hotesur.

Los Sauces le alquila propiedades en Puerto Madero a las empresas de Cristóbal López, Inversora M&S y Alcalis de la Patagonia, algo que nadie desmiente. Para rastrear los papeles de esos convenios Bonadío ordenó el procedimiento, que se concentró en dos de los once pisos del edificio en el centro porteño.

Divo Miami

También fueron allanadas las oficinas en el edificio Madero Center y otras donde se encuentran los servidores del Grupo Indalo.

Bonadío fue a encabezar en persona el operativo que llevaron adelante la Policía Metropolitana y la Federal. Según el relato de algunos empleados, les pedían con insistencia todo material relacionado con CFK, Máximo y Mercado. También fue secuestrado el boleto de compraventa de Hotel El Retorno, en Bariloche, que ahora está cerrado. Lo alquiló y administró Osvaldo Sanfelice, cercano a Máximo, que –dicen en Indalo– le gestiona casi todas las operaciones a López.

La causa “Los Sauces” se inició con una denuncia de Margarita Stolbizer (GEN) y se convirtió en el atajo que encontró Bonadío para seguir investigando a los Kirchner después de ser apartado. El fiscal Rívolo en un comienzo planteó una hipótesis amplia, de presunto enriquecimiento ilícito y cohecho. Y parte de que la mayor parte de las operaciones de Los Sauces habrían sido alquileres a Lázaro Báez y a Cristóbal López. Sus próximas medidas apuntarían a establecer para qué se utilizaron los inmuebles y si el valor de los alquileres se corresponde con los de mercado. El expediente forma parte de una avanzada contra la ex presidenta que apunta a desgastar su figura. Su abogado, Beraldi, ya advirtió que se superpone con Hotesur, donde incluso Ercolini ordenó un peritaje que incluye a Los Sauces en ocho de los puntos de pericia. Por eso le pidió, como defensor de Romina

Mercado, que reclame la competencia y junte ambos casos. Recordó que cuando Bonadío estaba al frente de este caso pidió libros societarios y declaraciones en la AFIP de Los Sauces. Ercolini, en rigor, ya tuvo que juntar por orden de la Cámara la causa Hotesur con una denuncia de Elisa Carrió que tiene más de seis años, donde se acusaba a Néstor Kirchner de asociación ilícita vinculada con la obra pública. Ahora rechazó quedarse con el caso Los Sauces, pero deberá resolver la Cámara.

Divo Miami

Con información de: Pagina 12

About the Author

-

All Rights Reserved.