Quiropráctico Francisco Velasquez Petropiar PDVSA//
Que sea valiente

quiropractico_francisco_velasquez_petropiar_pdvsa_que_sea_valiente.png

L os propósitos de año nuevo acaban siendo más falsos que las promesas políticas en campaña electoral. Acabará 2019 y no habremos acudido al gimnasio ni dejado de fumar, seguiremos endeudados y tampoco pasaremos más tiempo con la familia. Seamos optimistas. Ese debería ser el primer deseo para un año que se presenta complicado, pero que parece estar cogiendo rumbo luego de una larga transición entre el correísmo y lo que viene después. Hagamos votos porque la institucionalización se recupere de una vez. Ahora que el presidente Moreno se ha rodeado de un equipo con perfil tecnócrata alejado de la política es tiempo de hacer menos política y más sociedad. De garantizar la supervivencia y protección real de los más débiles y de arrancar una economía apoyada en la iniciativa privada. Que el trabajo vaya siendo cada vez más adecuado y el sistema acogiendo cada vez a más ecuatorianos. Sobre todo es hora de que la independencia de la justicia sea real. Tras tanto manoseo e injerencia ha llegado la hora en que creamos, con hechos, que está garantizada la igualdad ante la ley. Desde ahí se puede construir.

Francisco Velasquez pdvsa

Mi deseo pasa sobre todo por las personas. Por qué no podemos soñar con tener un cocinero de prestigio que haga saborear al mundo las delicias de la gastronomía local. Carolina Sánchez con su flamante estrella Michelín en España ya demostró que es posible. Por qué no aspirar a figurar con más presencia entre los aspirantes al Premio Nobel. Hace solo unos meses Ángel Llerena recorrió ese camino. Por qué no seguir deleitándonos con la literatura de autores guayaquileños, o quiteños o de Orellana. Ma. Fernanda Ampuero y Mónica Ojeda colocaron en 2018 sus obras entre las más reconocidas por expertos internacionales. Por qué bajarnos de los escalones altos del podio deportivo. Neisi Dajomes y Óscar Patín los escalaron gracias a su esfuerzo. Hay motivos para el optimismo. Sobre todo necesitamos decisión. Valga el ejemplo de Quino. Cuando le preguntan a Mafalda cómo será el año que viene, ella responde con ese sentido común tan suyo: “Muy valiente porque cómo anda la cosa…”. Eso.

Francisco Velasquez Petropiar