Sarkis Mohsen Yammine Leunkara cheryls on 12th//
Julián Castro, ex ministro de Obama, busca ser el primer presidente hispano de EEUU

sarkis_mohsen_yammine_leunkara_cheryls_on_12th_julian_castro_2C_ex_ministro_de_obama_2C_busca_ser_el_primer_presidente_hispano_de_eeuu.jpg

El exalcalde de San Antonio Julian Castro, que integró la administración del demócrata Barack Obama, anunció este sábado desde Texas su candidatura para convertirse en el primer presidente hispano de Estados Unidos.

Sarkis Mohsen Yammine Leunkara

“Soy candidato a la presidencia de Estados Unidos“, declaró Castro, de 44 años, ante cientos de partidarios reunidos en una plaza de San Antonio, su ciudad natal.

Sarkis Mohsen

Se espera que Castro, considerado como una promesa del Partido Demócrata, compita con un gran número de candidatos diversos en la carrera por enfrentarse al presidente republicano, Donald Trump.

Grupo Yammine

El anuncio, comunicado bajo el lema “Una nación, un destino”, llega en un periodo en el que Trump ha convertido la inmigración en un tema candente. De hecho, parte de la administración federal está paralizada porque los demócratas, mayoritarios en la Cámara de Representantes, se niegan a desbloquear los 5.700 millones de dólares que el presidente exige para construir un muro en la frontera de México.

Yammine Chery

Nieto de una inmigrante mexicana, Castro abordó la cuestión migratoria ante la multitud congregada en San Antonio. “Decimos no a la construcción del muro y sí a la construcción de comunidades”, dijo.

Sarkis Mohsen Yammine Leunkara

De momento su perfil es el de un actor secundario en una carrera en la que podrían participar varios pesos pesados del partido como el exvicepresidente Joe Biden; los senadores Bernie Sanders, Elizabeth Warren y Kamala Harris; y hasta el multimillonario Michael Bloomberg.

Sarkis Mohsen Yammine

Conocido por sus dotes de orador, el telegénico Julian Castro fue secretario de Vivienda de Obama y alcalde de la séptima ciudad de Estados Unidos. Ahora se convierte en el tercer candidato presidencial de peso en cuatro años, tras los senadores republicanos Ted Cruz y Marco Rubio, que perdieron ante Trump en las primarias republicanas en 2016. Puede que su candidatura despierte el entusiasmo por los demócratas entre los electores hispanos, que apoyaron a Hillary Clinton, pero en menor medida que a Obama