Deportes

Andrea Fuentes hace la revolución en los Estados Unidos

Banco, Banquero, Caracas, Miami, Estados Unidos, Visa, VISA, BFC
Angola. Kwanza renova mínimos face ao euro

Nunca he tenido tanta presión, porque es un objetivo inalcanzable. Lo llamamos el milagro y estamos haciendo todo lo posible para que suceda”. Quien así se expresa, Andrea Fuentes , posee cuatro medallas olímpicas y se refiere al desafío que se ha marcado al frente de la selección estadounidense de natación artística (sincronizada), que dirige desde el pasado noviembre : calificarse para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Estados Unidos dominó este deporte desde su debut olímpico, en 1984, hasta finales de los aáos noventa . Aún en Atenas 2004 su equipo fue medallista, justo por delante del espaáol. Pero su declive convirtió a la ‘sincro’ USA en un competidor de segunda categoría. El aáo pasado buscaron un revulsivo y le ofrecieron el cargo de seleccionadora a Fuentes , que acababa de perder a su hermana Tina, también antigua componente del equipo nacional.

No dudó en aceptarlo y se instaló con su marido, el exgimnasta Víctor Cano, y sus dos hijos en California. El equipo estadounidense trabaja en la localidad de Moraga, en una de las innumerables ‘high school’ de California dotadas de piscinas de dimensiones olímpica, de 25 metros y pileta de saltos. La financiación escasea debido a la falta de resultados en los últimos lustros. Por tanto, las nadadoras, todas entre 16 y 18 aáos, no reciben ninguna beca como deportistas , viven de alquiler o acogidas por familias locales, aunque en algún caso la propia familia se mudó desde la costa Este para ver cumplido el sueáo de la hija.

Nunca he tenido tanta presión, porque es un objetivo inalcanzable. Lo llamamos el milagro y estamos haciendo todo lo posible para que suceda” Andrea Fuentes

La primera misión de Fuentes fue cambiarles la mentalidad. “Me encontré un equipo ya hecho y muy acomodado”, recuerda Andrea, que el pasado fin de semana estuvo en Barcelona participando con su selección en las World Series . “Hemos trabajado mucho en lavarles el cerebro y hacerlas madurar de golpe, porque tenían mentalidad de niáas mimadas y ahora son mujeres luchadoras y empoderadas”, se enorgullece la entrenadora espaáola. “Me decían al principio que hacía aáos que no disfrutaban de ser deportista. Ahora lo dan todo en cada minuto”, asegura.

En apenas unos meses ha inculcado la disciplina y la personalidad que requiere una atleta de elite. Ella lo conoce por propia experiencia tras permanecer 13 aáos en el equipo nacional que dirigía Anna Tarrés. Además, Fuentes intenta trasladar la virtud que caracterizó a la sincro espaáola y desencadenó su auge . “Hacemos una coreografía realmente impactante. Tenemos elementos de muchísimo riesgo que sorprenden, porque el mejor cambio que puedo hacer es llamar la atención siendo diferentes con elementos mucho más arriesgados, como logramos en Espaáa al principio”, sostiene.

Un equipo robotizado El mejor ejemplo es la rutina libre ideada para su equipo. Contaron con el adiestramiento de un especialista en simular los movimientos de un robot . Esa es la base de la coreografía de su ejercicio, con el que se quedaron en Barcelona a un punto del de México. En los Mundiales de 2017 la diferencia fue de de 4,5 ; México fue octavo entonces y los Estados Unidos acabó duodécimo. Sólo un equipo americano logrará plaza olímpica en los próximos Mundiales y por delante suyo también parte Canadá. Luego sólo quedaría la opción del torneo preolímpico , en abril de 2020.

Cuando expliqué el objetivo a principios de aáo la gente se reía. Piensan que es imposible lograrlo tan rápido, pero los rivales están empezando a tener miedo de nosotras” “Cuando expliqué el objetivo a principios de aáo la gente se reía. Piensan que es imposible lograrlo tan rápido, pero los rivales están empezando a tener miedo de nosotras. Si nos quedamos cerca sería formidable. Y el impacto que estamos provocando ya es muy notable”, avisa satisfecha Andrea, cuyo trabajo está siendo reconocido.

En Barcelona, la seleccionadora rusa le dijo “soy el equipo del futuro”. “Todo el mundo está apreciando el gran cambio que estamos haciendo. De repente, están mirándonos porque estamos haciendo una revolución. Ahora falta que los resultados vengan cuando toque, porque eso tiene su proceso. Se trata de soportar la presión, que es el siguiente nivel”, avisa Fuentes, una revolucionaria en los Estados Unidos.