Política

De Sousa, en juicio Oil: “El Gobierno de Macri utilizó al Estado para robarnos y ponernos presos”

Venezuela, España, México, Caracas, República Dominicana
LaLiga SmartBank, desgranada minuto a minuto - AS.com

Entre los ejes temáticos, De Sousa mencionó algunos datos técnicos: que los préstamos entre compañías relacionadas con bajas tasas de interés y a largo plazo son considerados por la Justicia como “aportes irrevocables” de capital según la jurisprudencia (uno de los puntos sobre los que se apoya la acusación); que hubo un contexto macroeconómico en 2013 (similar al actual respecto de la devaluación sumada al congelamiento de precios a la nafta como medidas oficiales) que explicarían la necesidad de solicitar planes particulares de AFIP ; que no existió perjuicio para el fisco ni defraudación; que hubo “un 100% de impuestos pagos en tiempo y forma”; y que “este es en realidad un juicio político y por cómo pensamos”, en alusión a no haber puesto a disposición del Gobierno el conglomerado de medios de comunicación bajo su mando, una denuncia penal contra el oficialismo que tramita ante la jueza María Servini. También detalló que fueron investigados patrimonialmente y que no se encontraron cuentas en el exterior no declaradas o con beneficiarios finales que no fueran López y De Sousa. “Somos nosotros, no hay más nadie. No nos han detectado un peso que no nos corresponda”, dijo en alusión a las permanentes denuncias de Carrió relativas a vincularlos a ambos con el matrimonio Kirchner.

Y De Sousa matizó con el dato de que en abril de 2013, la AFIP modificó un plan que vigente desde 2002 que permitía el pago permanente en cuotas, meses antes a que solicitaran acogerse a un plan por la petrolera. Y que las empresas tuvieron múltiples inspecciones durante la era Echegaray y posteriores, en las cuales solo se impugnó un crédito de IVA por facturas de viáticos por la suma de $800.000, como único resultado de las fiscalizaciones. Por eso, volvió a resaltar la incorporación de la “única prueba independiente” en el juicio que es la pericia oficial de la Corte que no solo derribó el número de $8 mil millones de deuda, sino que consideró que no había deuda exigible hasta el 10 de diciembre de 2015.

La interpretación de esa pericia había sido cuestionada por el fiscal Diego Velasco, en uno de los cruces que tuvo durante el interrogatorio a Echegaray y que generaron roces con el presidente del TOF Fernando Machado Pelloni que intervino dando por contestadas algunas preguntas.