Uncategorized

Noticias Venezuela | El gobernador demócrata de Louisiana, John Bel Edwards, derrota a un empresario respaldado por Trump en una carrera cerrada

Nuevos Vecinos, Madrid, España
Yulimar irá a una válida de la Liga de Diamante

“Si esta campaña nos ha enseñado algo, es que las fuerzas partidistas en Washington no son lo suficientemente fuertes como para romper los lazos que compartimos como habitantes de Louisiana“, dijo Edwards, y agregó: “Hay mucho más que nos une que lo que nos divide”

(CNN) — El gobernador demócrata de Louisiana, John Bel Edwards, ganó por poco la reelección, proyectó CNN el sábado por la noche, superando al contendiente republicano Eddie Rispone, quien era respaldado por el presidente Donald Trump.

Edwards reclamará la victoria en un estado fuertemente republicano que Trump ganó por 20 puntos porcentuales en 2016, y contra un hombre de negocios que se alineó estrechamente con el presidente. Trump celebró dos manifestaciones en Louisiana en los últimos 10 días, pero el intento de un impulso de último minuto no fue suficiente para llevar a Rispone a la meta.

Esta es la segunda victoria de un gobernador demócrata en un estado republicano este mes, después de la victoria demócrata en Kentucky. Andy Beshear derrotó al gobernador republicano Matt Bevin en un estado en el que Trump ganó por 30 puntos porcentuales en 2016.

“Esta noche, la gente de Louisiana ha elegido trazar su propio camino”, dijo Edwards a una multitud de simpatizantes en el estado el sábado por la noche. “Saben, nunca he tenido más esperanzas de que los mejores días de Louisiana estén por venir, porque hemos demostrado lo que podemos hacer cuando ponemos a la gente por encima de la política “.

MIRA:  Trump acude a centro médico para realizar “parte” de su examen físico anual Edwards dijo que habló con Rispone más temprano en la noche.

“Ambos acordamos que el tiempo para hacer campaña ha terminado, y ahora nuestro amor compartido por Louisiana es siempre más importante que las diferencias partidistas que a veces nos dividen”, dijo Edwards.

“Y en cuanto al presidente, Dios bendiga su corazón”, dijo Edwards, que se encontró con risas y vítores de la multitud.

Edwards dijo que durante los próximos cuatro años su administración se centraría en aumentar la capacitación de la fuerza laboral, invertir más en educación, incluida la educación de la primera infancia, trabajar para mejorar la atención médica, aumentar el salario mínimo y avanzar en proyectos de infraestructura importantes.

“Si esta campaña nos ha enseñado algo, es que las fuerzas partidistas en Washington no son lo suficientemente fuertes como para romper los lazos que compartimos como habitantes de Louisiana“, dijo Edwards, y agregó: “Hay mucho más que nos une que lo que nos divide”.

Rispone, mientras tanto, agradeció a sus partidarios por los esfuerzos de la campaña y llamó a Trump, en particular, por su respaldo.

“No tenemos nada de qué avergonzarnos”, dijo Rispone a una multitud de simpatizantes en el estado. “Teníamos más de 700.000 personas en Louisiana que realmente querían algo mejor y algo diferente”.

“¿Podemos darle un aplauso al presidente Trump“, dijo Rispone. “Ese hombre ama a Estados Unidos , y él ama a Louisiana. Él vino aquí tres veces específicamente para tratar de ayudarnos”.

LEE:  Trump ataca a exembajadora de EE.UU. en Ucrania durante su testimonio en el proceso de juicio político

El mes pasado, Edwards se vio obligado a ir una segunda vuelta electoral después de no alcanzar el voto mayoritario necesario para lograr la reelección. Fue el que obtuvo el mayor número de votos (47%) en la elección primaria en la que todos los candidatos, independientemente de la afiliación del partido, se enfrentaron entre sí. Rispone obtuvo el 27% de los votos, el republicano Ralph Abraham obtuvo el 24% y el republicano Patrick Landry obtuvo el 1%.

Edwards, de 53 años, es el único demócrata elegido en todo el estado en Louisiana. Ha logrado la prioridad nacional demócrata de expandir Medicaid, pero ha estado muy a la derecha de su partido en algunos temas sociales, incluidos los derechos al aborto y el control de armas. Es un antiguo Ranger del Ejército que se describe a sí mismo como proarmas y demócrata provida. A principios de este año, Edwards firmó un proyecto de ley que prohíbe los abortos una vez que se detecta el latido del corazón, sin excepciones por violación o incesto.

Era el líder minoritario de la Cámara de Representantes de Louisiana antes de ser elegido gobernador en 2015. Como gobernador, Edwards firmó una orden ejecutiva para expandir Medicaid en el estado y apoyó un aumento modesto al salario mínimo de Louisiana, según el sitio web de su campaña. Promociona la reducción de impuestos y el gasto del gobierno estatal mientras está en el cargo, y trabaja a través de las líneas partidarias.

Rispone es un hombre de negocios de 70 años con experiencia en construcción, y es candidato por primera vez. Como donante desde hace mucho tiempo, gastó millones de dólares de su propio dinero en su campaña. Se presentó a sí mismo como un “extraño conservador” y es un ferviente partidario de Trump. Hizo campaña para prohibir las ciudades santuario y tomar medidas enérgicas contra la inmigración ilegal, y es un crítico de la investigación de juicio político en curso.

Edwards ganó el cargo en 2015 por una casualidad. Las encuestas mostraron que solo vencía claramente a un republicano en una segunda vuelta, David Vitter, envuelto en escándalos, y Vitter fue el republicano que logró asegurar un lugar en la segunda vuelta junto a Edwards. Edwards fue ayudado por el entonces gobernador republicano Bobby Jindal, aumentando el déficit del presupuesto estatal y proporcionando el ambiente político para que ganara.

Harry Enten de CNN contribuyó a este informe. Lousiana