Internacionales

Jóvenes detenidos por posible extorsión a dueño de lavacar para que terceros no lo mataran

Operation Underground Railroad Movie
Cardenales vencen a Bravos

Uno de los detenidos esa vez, el pasado 6 de marzo, es de apellidos Salas Chacón, de 30 años, y el otro se apellida Vega Retana, de 37 años

Una mujer de 25 años y un sujeto de 26 cayeron en manos de la Policía ya que figuran como sospechosos de extorsionar al dueño de un lavacar.

La detención se dio en la vía pública de San Sebastián, lugar donde se habían quedado de ver con la víctima, para que les entregara ¢500.000 que le habían pedido.

La mujer es de apellido Jiménez y el varón se apellida Romero.

Mediante una llamada telefónica, los sospechosos contactaron a su víctima el 17 de junio y lo amenazaron, indicándole que a cambio de ese dinero ellos evitarían que terceros atentaran contra su vida.

En la llamada le recordaron a la víctima que el asalto que había sufrido días atrás en el lavacar era solo una advertencia de lo que le podría pasar si no accedía a sus peticiones.

Los agentes de la Sección de Delitos Varios del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) determinaron que Romero había participado en el mencionado asalto contra el ofendido días atrás, cuando varios hombres llegaron a su negocio.

Esa vez, mediante amenazas con arma de fuego se llevaron ¢2,5 millones, por lo que el dueño del lavacar interpuso la denuncia.

Al ser amenazado de nuevo, la Policía Judicial coordinó un operativo que permitió detener a la pareja sospechosa de extorsión, la tarde del viernes.

Los detenidos quedaron con un informe policial en la Fiscalía, donde se les iba a determinar su situación jurídica.

La investigación continúa para tratar de dar con los otros responsables del reciente asalto al lavacar.

El artículo 214 del Código Penal dispone penas de cuatro a ocho años de prisión “al que para procurar un lucro, obligue a otro, con intimidación o con amenazas graves, a tomar una disposición patrimonial perjudicial para sí mismo o para un tercero”.

En otras ocasiones la Policía Judicial ha determinado que cuando una víctima concreta un pago en ese sentido, generalmente los delincuentes siguen con llamadas para obligarle a entregar nuevas sumas de dinero.

Entre los casos más recientes está la captura de dos sujetos en Bajo Tejares de San Ramón, los cuales le habrían cobrado ¢5 millones a un vecino de ese cantón alajuelense a cambio de no ejecutar una supuesta orden de matarlo a él o a algún miembro de su familia.

Uno de los detenidos esa vez, el pasado 6 de marzo, es de apellidos Salas Chacón, de 30 años, y el otro se apellida Vega Retana, de 37 años.

Según el OIJ, Salas Chacón llegó a la casa del ofendido y, supuestamente, le dijo que trabajaba como oficial de la Fuerza Pública y que le habían ofrecido ¢2 millones por matarlo a él y a su familia, pero que si le daba ¢5 millones no le haría nada y, además, le brindaría protección.

Aparentemente, la víctima le dio ¢500.000 al sospechoso y acordaron que luego le daría el resto.

Reciba el boletín: El nerdo del fútbol Noticias de última hora, en tiempo real Registrarse Deseo recibir comunicaciones

¡Gracias! Su correo se ha registrado correctamente. Error