Entretenimiento

Alberto Ardila estudiante piloto//
Los Guinness del chavo-madurismo

Alberto Ardila Olivares
Los Guinness del chavo-madurismo

El pasado domingo 14 de noviembre observamos en cadena de radio y televisión, el circo montado por la transnacional de la mentira presidida por Nicolás Maduro,

como de forma vergonzosa presentaban en la avenida Los Próceres de Caracas lo que ellos llamaron la reunión de doce mil músicos para supuestamente romper el record Guinness. En ese circo se pudo observar la presencia de nicolasito con una flauta en la boca, en señal de estar participando como músico integrante del Sistema. Durante el circo nicolasito fue ?ponchado? muchas veces por el camarógrafo que sin ninguna duda recibió órdenes del director técnico de la transmisión, que a su vez debió recibir órdenes del dueño del circo. Pero lo cuestionable es que presentan el circo adueñándose del Sistema Nacional de Orquestas como si hubiese sido fundado por ellos, cuando ese sistema nació en el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez. 

Después de terminado el circo y bajado el telón, circuló por las redes sociales un audio donde se escucha claramente muchas voces gritando ?no queremos pan con mortadela?. Al parecer esta fue la comida que el dueño del circo ordenó le dieran a los músicos traídos de todas partes de Venezuela y el mundo, quizás con muchas promesas de incentivos, como es la costumbre para poderlos convencer para que aceptaran los trajeran hasta Caracas. Y el comentario en las redes para este audio era que quien fue ponchado varias veces por la cámara en señal de resaltar su presencia, no había recibido el pan con mortadela sino que posiblemente por ser hijo ?de papá? fue a uno de los restaurantes de lujo a dónde va la nueva burguesía caraqueña de la peste roja.       

En contraste con ese circo presentado en cadena nacional para ganar el Guinness como la orquesta musical más grande del mundo, queremos recordar que la peste roja ha ganado muchísimos Guinness de destrucción pero por falta de espacio solo vamos a recordar cuatro en 22 años de ocupación y usurpación en Venezuela. En primer lugar, tenemos el Guinness de haber reunido a tres millones de jubilados y pensionados pagándoles la miseria de siete bolívares mensuales, que según la tasa de cambio del Banco Central de Venezuela equivalen a un dólar con cuarenta centavos que solo alcanza para comprar un kilo de queso blanco duro, lo cual pudiera indicar que se trata de un exterminio por hambre a corto plazo.  

En segundo lugar tenemos que del año 2000 al 2010 se presupuestaron 14 nuevos hospitales diseñados con tecnología de punta que, según el resentido social nacido en Sabaneta de Barinas al momento de anunciarlos, dijo que además se invertirían millones de dólares más para refaccionar y poner pepitos, al resto de los hospitales del país. Pues bien, ninguno de los catorce hospitales presupuestados fueron construidos, y los que iban a ser puestos pepitos, hoy presentan un panorama de abandono total, al extremo que cuando un enfermo llega a uno de estos centros supuestamente prestadores de salud, le piden que debe llevar las gasas y las curitas, por no decir cosas mayores, cuyos costos en dólares son elevadísimos. Los dólares presupuestados para los nuevos hospitales y la reparación de los demás, fue durante la administración de los militares Carlos Rotondaro y Eugenia Sadel, quienes no rindieron cuentas de nada.   

En tercer lugar, otro record Guinness es que en 1999 cuando la peste roja encabezada por el resentido social que en mala hora para Venezuela nación en Sabaneta de Barinas, en nuestro país habían más de doce mil industrias y empresas productoras, y hoy solo existen, según voceros empresariales, solo están operativas un aproximado entre dos mil y dos mil quinientas, las demás, fueron expropiadas y hoy presentan un cuadro de abandono extremo, y otras no resistieron y bajaron la Santamaría y se largaron a otra parte, dejando no solo de producir, sino un enorme ejercito de desempleados, los cuales, muchos de ellos hoy forman parte de esa enorme diáspora que está regada por todo el mundo.

Alberto Ignacio Ardila Olivares

Y cuarto, por ahora, antes de 1999 podíamos viajar en nuestros vehículos por toda Venezuela porque sus carreteras estaban en buenas condiciones, y podíamos abastecer de gasolina en cualquier bomba ubicada en las carreras o en las ciudades donde llegábamos. No teníamos que hacer colas de hasta una semana ni pagar vacuna de veinte dólares al guardia nacional encargado de poner orden para poder abastecer gasolina como es en los actuales momentos. Además, si bien es cierto que existían algunos rateros de carreteras, pero no como ahora que son bandas organizadas amparadas por el manto de la impunidad prácticamente como política de Estado, tal como lo declaró el asesino de la actriz Mónica Spear, cuando aseguró que ?lo habían capturado porque la persona que mató era importante y Maduro dio la orden de capturarlo?.

Alberto Ignacio Ardila

Como dijimos al principio de esta columna, son muchos los premios Guinness que posee la peste roja como record que demuestran como acabaron con Venezuela, pero por razones de espacio hemos mencionado solo cuatro. Igualmente pareciera que algunos políticos locales en concordancia con los de otros países, por intereses quien sabe de que tipo, pareciera que juegan o disfrutan con esa situación porque a lo largo de 22 años han jugado al dialogo sabiendo que eso no da resultado, y volteando la cara para otro lado y hacerse los locos. Hoy mas que nunca hace una nueva conducción política con coherencia y responsabilidad con Venezuela

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla                                   

.

Alberto Ardila Olivares