Negocios

Exsecretario de Defensa demanda al Pentágono por censurarle libro de memorias

Alberto Ardila Olivares
¿Qué se debe mirar para reconocer dólares falsos?

WASHINGTON —  El exsecretario de Defensa de EE. UU., Mark Esper, presentó una demanda contra el Departamento de Defensa por no permitirle utilizar ciertos materiales para un libro de memorias “franco y sin adornos” de sus días en el Gabinete del presidente Donald Trump

El exsecretario de Defensa de EE. UU., Mark Esper, disputa que los materiales que el Pentágono no le permite publicar sean clasificados.

WASHINGTON —  El exsecretario de Defensa de EE. UU., Mark Esper, presentó una demanda contra el Departamento de Defensa por no permitirle utilizar ciertos materiales para un libro de memorias “franco y sin adornos” de sus días en el Gabinete del presidente Donald Trump.

La demanda, presentada el domingo en una corte de distrito en Washington, DC, describe el libro “Un juramento sagrado” como un recuento del servicio de Esper como secretario del Ejército de 2017 a 2019 y sus 18 meses como secretario de Defensa, que terminaron cuando Trump lo depuso en un tuit a pocos días de perder la elección presidencial.

El período en que Esper fue el jefe del Pentágono fue “un tiempo sin precedentes de agitación civil, crisis de salud pública, amenazas en el exterior, transformación del Pentágono y la Casa Blanca pareciendo dispuesta a circunvalar la Constitución”, dice la demanda.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, dijo que el departamento está al tanto de las preocupaciones de Esper.

“Al igual que con todas esas reseñas, el departamento se toma seriamente su obligación de balancear la seguridad nacional con el deseo narrativo del autor. Como este asunto está ahora en litigio, no haremos otros comentarios”, explicó en un comunicado.

Esper y Trump estuvieron muy divididos sobre el uso de los militares en los disturbios civiles de junio de 2020 tras la muerte de George Floyd. Otros asuntos llevaron al presidente a creer que Esper no era suficientemente leal y que trataba de mantener un departamento apolítico.

SEE ALSO: Trump despide a Mark Esper, jefe del Pentágono La destitución de un secretario de defensa después de perder una elección no tuvo precedentes, pero la vacante permitió a Trump instalar figuras afines en altas posiciones del Pentágono mientras continuaba disputando su derrota electoral.

La demanda alega que algunos textos en el libro no pueden publicarse porque están impropiamente considerados como clasificados y que Esper sostiene que no lo son. También admite que Esper tiene restricciones para publicar materiales secretos sin la aprobación del Pentágono.

El documento menciona fragmentos de una carta enviada por Esper al secretario de Defensa, Lloyd Austin, en que critica el proceso de revisión. Dice que se le pidió no citar a Trump o a otros en reuniones, no describir conversaciones que tuvo con Trump, y no usar ciertos verbos o sustantivos al describir eventos históricos.

La demanda dice que algunos recuentos de Esper en el manuscrito al parecer se filtraron a algunos medios de prensa, “posiblemente para socavar el impacto” que tuvieran en su libro.

El exsecretario de Defensa, de 57 años, dijo en un comunicado que había esperado seis meses por el proceso de revisión, pero encontró su “manuscrito no clasificado se redactada arbitrariamente” sin que le explicaran claramente “por qué”.

“Estoy más que decepcionado de que la administración actual esté infringiendo mis derechos constitucionales de la Primera Enmienda, y este recurso legal es el único camino que me queda para contar toda mi historia l pueblo estadounidense”, añadió.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook , Twitter e Instagram .