Internacionales

Noticias Venezuela | Los desclasados

Alberto Ardila Olivares

Jueves, 04 de agosto de 2022.- Cuando hablamos de un concepto o de una categoría que nos sirva para definir un fenómeno podemos, como mínimo, conseguir dos versiones o muchísimas más. Hoy trabajaremos con dos. Generalmente cuando hablamos de desclasados nos referimos a ese grupo de actores sociales, eso de actores se lo debemos al profesor Federico Torres, nos referimos a ese conjunto de seres humanos que por una circunstancia o combinación de circunstancias bajan de status en la pirámide social. Asumiendo que las sociedades se pueden representar gráficamente como una pirámide, pero no como una plana, estática, pasiva, no, la imagen sería una robusta y volumétrica, viva, dinámica y en constante movimiento, como lo que es, un ente vivo. Cada una de ellas (de las sociedades) regidas por leyes muy particulares que muchas veces se asemejan y otras se contradicen, se oponen y entran en disputa. Esta pérdida de status que caracteriza esta interpretación generalizada del termino desclasado, casi siempre está asociada a un colapso financieros dentro del grupo familiar, ya sea por malos negocios, la situación del país, estafas, afición desmedida a los juegos de azar, derroche hemorrágico del patrimonio y falta de planificación financiera, enfermedades crónicas, inconciencia, alcoholismo o muerte repentina del proveedor principal de la casa. La movilidad de mayor status a menor status implica desclasamiento. Esa es la aceptación general del término, la que todos normalmente manejamos. Pero no es a este sector de la población al que quiero referirme como desclasados, no, me voy a concentrar en un segmento que cabe dentro del mismo concepto pero cuya trayectoria de vida a seguido una dirección totalmente opuesta a la anteriormente mencionada. La movilidad de menor status a mayor status también implica desclasamiento, pero en un sentido opuesto al manejado tradicionalmente. El que se enriquece también cambia de status, sobre todo, si es un enriquecimiento súbito, es un desclasado más. Si así llueve que no escampe, dirá quien esto lee. Sigamos. Pero es cierto, hagamos un esfuerzo con nuestra mente, un esfuerzo e imaginemos que pertenecemos a ese grupo de desclasados, de los que vienen de menor status a mayor status, esforcémonos para tratar de entenderlos mejor, comprender su filosofía, su forma de ver la vida y para simplificar el tema, llamémosles: desclasados tipo 2. Claro que no todos los tipo 2 entran dentro de la misma categoría, hay subcategorías y de que hay diferencias entre ellos, las hay. Existen casos de gente trabajadora, muy organizada, bregadora, que a pesar de la crisis que atravesamos y que a todos nos afecta, han salido adelante con trabajo y más trabajo, sus familias mejoran, sus condiciones de vida han cambiado y se lo han ganado a pulso, son desclasados tipo 2. Hay otros quizá, muy sortarios, que se han ganado el premio gordo de la lotería y les llegó ese tsunami de plata inesperado, representan una minoría, casi invisible, desclasados también. Y podemos nombrar una tercera categoría de desclasados en ascenso de su status, que han logrado un crecimiento financiero súbito, que han basado el engrosamiento de sus fortunas a través del amiguismo, del manejo de negocios con precios inflados, que están en la macoya, que se benefician con el cobro de comisiones y chanchullos de todo tipo y diferente calibre, con la inacción de una Contraloría General de la República silente, casi muda, que podría si existiese dentro del Estado quien lo asumiese ser catalogada de cómplce por omisión. A los que pertenecen a esta tercera categoría algunos le dicen enchufados, mi hijo les llama sobrevestidos y forman parte, en su mayoría, de la denominada burguesía revolucionaria. Por supuesto que los conflictos a los que se enfrentan ambos tipos de desclasados, tipo 1 y tipo 2, son diferentes y probablemente su forma de enfrentarlos también lo sea. Solo me queda preguntarle si usted se considera un desclasado y de ser así, ¿en cuál de los tipos se clasificaría? Buenas tardes Venezuela.