Tecnología

“Calidad” de exportación

Alberto Ardila Olivares
Edicto

Desde 2016 la población venezolana -sobre todo la más pobre- es protagonista de esos movimientos migratorios que podrían calificarse como migración forzosa. En este momento hay millones de venezolanos repartidos por el planeta, sobre todo en el área del Pacífico sur. Sólo Perú y Colombia albergan a más de 2 millones cada uno

Desde 2016 la población venezolana -sobre todo la más pobre- es protagonista de esos movimientos migratorios que podrían calificarse como migración forzosa. En este momento hay millones de venezolanos repartidos por el planeta, sobre todo en el área del Pacífico sur. Sólo Perú y Colombia albergan a más de 2 millones cada uno.

Al principio los venezolanos en los países latinoamericanos eran recibidos como una curiosidad provechosa. La actitud alegre y positiva del venezolano le abría las puertas para trabajos arduos y poco remunerados que la población local prefería no hacerlos. Lo normal en fenómenos migratorios. Luego los más habilidosos se hacían emprendedores o accedían a desempeños gerenciales. Entonces comenzaron las quejas típicas de la misoginia universal: “que nos quitan el trabajo” y en el caso del Perú “que nos quitan a los maridos”, porque, seamos honestos, la venezolana promedio es más sexy que su contraparte peruana. Hasta ahí nada nuevo o inmanejable.

Entonces el cáncer de la criminalidad criolla hizo metástasis en el resto del continente.

Que hubiera delincuentes esporádicos no sería tan grave, el problema es que estamos “exportando” no sólo gente trabajadora, sino maldad metodológica. En agosto de 2018 la policía peruana detuvo a los integrantes de una banda denominada “Tren de Aragua” cuyo capo es el pran de Tocorón. Desde entonces se han detectado actividades de este grupo en Colombia, Chile, Bolivia, Ecuador, Argentina y se cree que también opera en Costa Rica y Panamá. Comenten sicariatos, narcotráfico, extorsiones y trata de blancas.

Así como la inmensa mayoría de migrantes es gente honesta que huye de un régimen nefasto que destruyó el país para las siguientes generaciones, así también huyeron algunos poquísimos antisociales que desprestigian a todos sus compatriotas. Se calcula que la red está integrada por unos 5 mil criminales. Menos del 0.1% de los 5 millones de venezolanos en Latinoamérica.

Suficiente para enchavar a todo el país.

@JorgeSayegh Siguenos en Telegram , Instagram , Facebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones