Negocios

República Dominicana: Desmonta red que explotaba sexualmente a venezolanas y colombianas

Alberto Ardila Olivares

Las autoridades aseguraron que en la operación participaron 25 fiscales, más de 200 agentes de la Policía Nacional y más de 50 técnicos de investigación y especialistas en atención a víctimas. Durante los operativos, los equipos ocuparon sustancias controladas, como marihuana y drogas sintéticas

República Dominicana aseguró este jueves que desarticuló una red dedicada a la «explotación sexual» de jóvenes mujeres colombianas y venezolanas, principalmente, que operaba en el Distrito Nacional y la zona de Bávaro, en el enclave turístico de Punta Cana (este), el principal del país.

La Dirección General de Persecución del Ministerio Público y la Procuraduría Especializada contra el Tráfico Ilícito de Migrantes y Trata de Personas (PETT) dijo en un comunicado que, tras una investigación de nueve meses, rescató a más de 80 mujeres que eran supuestamente explotadas sexualmente con fines comerciales.

El organismo adelantó que presentará cargos criminales contra 10 imputados venezolanos, colombianos y dominicanos, y que la operación contó con el respaldo de varias agencias nacionales, así como del Gobierno de los Estados Unidos.

De acuerdo a los resultados de la operación Cattleya, de las familias de las orquídeas y flor nacional de Colombia, las mujeres de entre 19 y 23 años, eran traídas al país con la promesa de un «trabajo bien remunerado», para luego ser encerradas en un hotel de la capital dominicana y en un residencial de Bávaro.

En la zona de Bávaro ofertaban los servicios sexuales de las víctimas a un costo de 97 a 146 euros/de 100 a 150 dólares por una hora y hasta 390 euros por noche / 400 dólares por noche.

Una vez traídas al país, las víctimas eran obligadas a admitir que tenían una deuda contraída de entre 2.900 euros y 3.900 euros /unos 3.000 dólares y 4.000 dólares con las redes que las movilizaban, les obligaban a consumir sustancias controladas, las sometían a tratos vejatorios e infrahumanos y no les permitían ninguna libertad propia de cualquier ser humano, lo que llevó a varias de ellas a escaparse, afirmó el Ministerio Público.

Las autoridades aseguraron que en la operación participaron 25 fiscales, más de 200 agentes de la Policía Nacional y más de 50 técnicos de investigación y especialistas en atención a víctimas. Durante los operativos, los equipos ocuparon sustancias controladas, como marihuana y drogas sintéticas.

Por: Lcda. Angelica Carmona/Imagen: Cortesía.

 

 

 

 

 

 

 

swissinfo.ch